Descubra por qué diciembre es el momento perfecto para visitar Islandia

Svanhildur Sif Halldórsdóttir

Svanhildur Sif Halldórsdóttir

Desde perseguir la aurora boreal hasta vivir la Navidad y la víspera de Año Nuevo, este artículo es su guía para una memorable aventura de diciembre en Islandia.

Tabla de contenido

Visitar Islandia en diciembre

Enclavada en el corazón del abrazo del invierno, Islandia en diciembre es un país mágico y maravilloso que espera ser explorado. A medida que los días se hacen más cortos y el paisaje se transforma en un lienzo blanco inmaculado, esta isla nórdica revela su encanto único.

Únase a mí en un viaje a través de esta tierra encantadora, donde los paisajes helados se combinan con acogedoras tradiciones navideñas y la aurora boreal baila en el aterciopelado cielo nocturno. Abrígate y descubramos la belleza y la calidez que hacen de diciembre en Islandia una experiencia inolvidable.

Tiempo promedio en Islandia en diciembre

Un gráfico que muestra los promedios climáticos en Islandia en diciembre.

El clima islandés en diciembre es un estudio de imprevisibilidad, que abarca la esencia de la naturaleza caprichosa del invierno. Esto significa que visitar Islandia en los meses de invierno es sólo para aquellos que son flexibles, están abiertos a cambiar sus planes y tienen sentido de la aventura. 

En diciembre, las temperaturas promedio rondan los 32°F (0°C) para todo el país, y el norte de Islandia suele experimentar condiciones más frías que el área de la capital en el suroeste. Esto significa que aquellos que vienen a HieloLos países que esperaban una Navidad blanca podrían sentirse decepcionados.

Aunque toda la tierra suele estar cubierta de nieve prístina en diciembre, algunas regiones a veces permanecen libres de nieve alrededor del 25 de diciembre, un fenómeno que los islandeses llaman "Navidad Roja". 

Casa de Navidad roja y decorada en Akureyri, Islandia.
Casa de Navidad – Akureyri, Islandia. Autor de la foto: Justin Poulsen vía Flickr.

Los fuertes vientos de diciembre añaden otra capa de encanto y desafío al invierno islandés. Mientras se aventura por esta tierra de extremos, prepárese para la posibilidad de tormentas, que pueden hacer que su viaje sea aún más... uhm... emocionante. Si has reservado con Traveo, tu asesor de viajes se convierte en un aliado de confianza ante un clima tan extremo, ayudándote a ajustar tus planes para garantizar una experiencia islandesa segura e inolvidable.

Entonces, ya sea que te encuentres bajo un manto de nieve o disfrutando de una "Navidad roja", el clima en Islandia durante diciembre agrega un toque de imprevisibilidad a una aventura ya extraordinaria.

¿Es diciembre la mejor época para ver la aurora boreal en Islandia?

Una silueta de una pareja de pie bajo la aurora boreal verde.
Una pareja parada bajo la aurora boreal.

Diciembre en Islandia es innegablemente encantador y muchos se preguntan si es el mejor momento para perseguir las esquivas auroras boreales. A medida que avanza el mes de diciembre, trae consigo algunas ventajas únicas y algunos desafíos en lo que respecta a la caza de auroras.

Una ventaja importante de diciembre es la oscuridad prolongada. Con las horas de luz más cortas, gracias al solsticio de invierno, hay más horas de oscuridad para aumentar las posibilidades de ver la aurora boreal. Las largas noches crean un telón de fondo perfecto para el espectáculo celestial, lo que hace que sea más fácil presenciar los colores danzantes que pintan el cielo ártico.

Aurora boreal sobre el monte Vestrahorn en la península de Stokksnes, reflejada en la playa de arena de abajo.
Monte Vestrahorn

Sin embargo, el clima de diciembre puede ser caprichoso. La nieve y las nubes pueden obstruir la vista, por lo que la paciencia es clave. La temperatura también puede ser fría, así que abríguese para mantenerse cómodo durante su búsqueda de la aurora boreal.

Entonces, si bien diciembre ofrece algunas de las noches más oscuras para ver auroras en el mes más oscuro de Islandia, la imprevisibilidad del clima islandés significa que no es un espectáculo garantizado. Sin embargo, con la preparación adecuada y un toque de suerte, puedes experimentar la magia de la aurora boreal en diciembre, lo que lo convierte en un momento fantástico para visitar Islandia en busca de esta maravilla celestial.

Qué empacar para un viaje de invierno a Islandia

Mujer feliz con mochila viajando por las montañas nevadas de Islandia

Hacer las maletas para Islandia en diciembre requiere un enfoque reflexivo para mantenerse abrigado y cómodo en medio del frío país de las maravillas invernal. Desde capas cómodas hasta equipo esencial, aquí tienes una guía que te ayudará a prepararte para tu aventura en Islandia.

  • Empaque capas cálidas: A menudo pasarás de un vehículo cálido al frío exterior; por eso las capas son clave ya que siempre puedes quitar o agregar alguna prenda. Empaque ropa térmica, incluida ropa interior larga, suéteres de lana y una buena chaqueta aislante.
  • Calzado resistente: No olvide las botas impermeables con aislamiento y buena tracción para desplazarse por terrenos helados.
  • Guantes, gorros y bufandas: Mantenga las extremidades cómodas con guantes aislantes, un gorro abrigado y una bufanda para protegerse de los vientos fríos.
  • Ropa impermeable: Una chaqueta y pantalones impermeables y cortavientos de calidad son esenciales para mantenerse seco en condiciones de humedad.
  • Calcetines Térmicos: Empaque varios pares de calcetines cálidos que absorban la humedad para mantener sus pies calientes.
  • Traje de baño: Sorprendentemente, es posible que quieras darte un chapuzón en una de las piscinas geotérmicas o aguas termales de Islandia, así que lleva un traje de baño. Sentarse en agua tibia y respirar aire frío y fresco es una de mis cosas favoritas para hacer en diciembre.

¿Cuánto tiempo necesitas en Islandia en diciembre?

Cascada de Gullfoss en invierno, cubierta de escarcha y nieve
Cascada de Gullfoss en invierno

La duración ideal de tu aventura islandesa en diciembre depende de tus objetivos de viaje y de las experiencias que desees vivir. Entonces, si bien una semana puede brindar una exploración completa de la belleza de la isla, un viaje más corto también puede estar lleno de encanto.

Para un viaje completo, considere pasar de 7 a 10 días para descubrir el sur de Islandia, el Círculo Dorado, las cuevas de hielo y la vibrante Reykjavík. Este período de tiempo también le permite sumergirse en la cultura islandesa, sumergirse en spas geotérmicos y buscar la aurora boreal. 

Si tiene tiempo limitado, una visita de 3 a 5 días aún puede ofrecerle una muestra de la magia de diciembre de Islandia. Concéntrate en una región, como el Círculo Dorado o la Costa Sur, y prioriza tus atracciones imperdibles.

Aurora boreal sobre icebergs en la laguna glaciar Jokulsarlon, Islandia.
Aurora boreal en la laguna glaciar Jokulsarlon.

Las visitas guiadas, con guías locales profesionales y conductores expertos en cómo afrontar las condiciones de diciembre en Islandia, le permitirán viajar más lejos y explorar más. Su experiencia no sólo garantiza la seguridad sino que también maximiza tu tiempo, permitiéndote sumergirte más profundamente en las maravillas que ofrece Islandia.

Por otro lado, los recorridos sin conductor brindan una sensación de libertad y aventura. Si bien ofrecen flexibilidad, las visitas guiadas añaden una capa de conocimiento y eficiencia.

Ya sea que optes por un viaje guiado o una aventura sin conductor, al final, la duración de tu aventura de diciembre en Islandia depende de tus preferencias. Ya sea una semana o sólo unos días, Islandia sin duda te dejará encantado y con ganas de más.

Tours sin conductor en Islandia en diciembre

Hermoso paisaje invernal, carretera vacía con caminos nevados a su alrededor, vacaciones de viaje por carretera en invierno en Islandia

Conducir en Islandia durante diciembre ofrece una aventura única, pero es esencial estar bien preparado para las condiciones siempre cambiantes de las carreteras. El invierno islandés puede ser duro, con nieve y hielo cubriendo muchas rutas, especialmente en el norte y el este del país. Sin embargo, las carreteras que rodean el sur y el oeste de Islandia, incluido el famoso Círculo Dorado, suelen ser más accesibles.

Todos los recorridos sin conductor en invierno en Traveo incluyen un vehículo 4×4 equipado con neumáticos de invierno para mayor estabilidad y tracción en las carreteras. También incluyen GPS, Wi-Fi gratuito e ilimitado y servicio de emergencia en carretera las 24 horas. 

Si prefieres no conducir, siempre puedes optar por una visita guiada, ya sea en grupos pequeños o de forma privada. Además de no tener que preocuparte por las carreteras heladas, tu amigable guía local también obtendrá información privilegiada sobre esta tierra de fuego y hielo.

Una mujer parada frente a témpanos de hielo en la laguna glaciar Jökulsárlón, Islandia.
En la laguna glaciar Jökulsárlón.

Explorar el sur y el oeste de Islandia en coche en diciembre es una experiencia gratificante que ofrece una combinación de maravillas naturales, atracciones culturales y pueblos encantadores. A continuación se muestran algunas rutas de conducción recomendadas:

  • El Círculo Dorado: Esta ruta icónica cubre las maravillas geotérmicas de Geysir, la majestuosa cascada de Gullfoss y el Parque Nacional Þingvellir. Es una excursión de un día ideal desde Reikiavik y suele estar bien mantenida en invierno.
  • La Costa Sur: Dirígete hacia el este desde Reykjavík para explorar las impresionantes cascadas de Seljalandsfoss y Skógafoss, las playas de arena negra de Reynisfjara y la laguna glaciar Jökulsárlón. Se puede acceder a estos destinos a lo largo de la carretera de circunvalación principal, que normalmente se limpia con regularidad.
  • Península de Snæfellsnes: Esta cautivadora zona del oeste de Islandia cuenta con una espectacular costa, el emblemático volcán Snæfellsjökull y encantadores pueblos de pescadores. Las carreteras hacia Snæfellsnes suelen ser transitables en invierno.

Condiciones de la carretera en diciembre

Un auto conduciendo en medio de una tormenta de nieve en Islandia.
Islandia nevada

Conducir en el paraíso invernal de Islandia puede ser impresionante, pero la seguridad es primordial. Aquí hay algunos consejos de seguridad a tener en cuenta:

  • Caminos helados: Ajuste su velocidad según las condiciones de la carretera. Las zonas heladas pueden ser traicioneras, así que mantente alerta y reduce la velocidad cuando sea necesario.
  • Mantente informado: Escuche noticias locales y actualizaciones sobre cierres de carreteras y tormentas. Las condiciones climáticas pueden cambiar rápidamente. Si reservó con Traveo, revise sus correos electrónicos con regularidad; su asesor de viajes le informará si es necesario realizar algún ajuste en su itinerario.
  • Horas del dia: Tenga en cuenta que los días de diciembre son cortos, así que planifique sus viajes en consecuencia y evite conducir en la oscuridad siempre que sea posible. Todos los itinerarios de Traveo contemplan estos días cortos, pero usted debe hacer todo lo posible para cumplir con el cronograma.
  • Manténgase en los caminos marcados: La conducción todoterreno está estrictamente prohibida en Islandia, así que respete la naturaleza y siga las rutas designadas.

Conducir en Islandia en diciembre requiere una planificación cuidadosa, pero las recompensas son inmensas. Con los preparativos adecuados y un sentido de aventura, podrás presenciar la belleza natural de Islandia en todo su esplendor invernal mientras viajas con seguridad en la carretera.

Las mejores cosas para hacer en diciembre en Islandia

Pareja feliz frente a la cascada Skógafoss del sur de Islandia en invierno.
Disfrutando de la vista de la cascada Skógafoss del sur de Islandia.

Entonces, ¿Islandia se trata sólo de hielo y escarcha en diciembre? ¡Absolutamente no! Hay una gran cantidad de experiencias encantadoras que pueden ayudarte a abrazar el paraíso invernal de Islandia en diciembre. Desde presenciar la aurora boreal pintando el cielo nocturno hasta disfrutar de acogedoras tradiciones, este capítulo presenta una guía de las aventuras que hay que ver y hacer que hacen que diciembre en Islandia sea verdaderamente mágico.

Abrígate y prepárate para explorar lo mejor que esta joya nórdica tiene para ofrecer durante la temporada festiva.

Caza de la aurora boreal

Aurora boreal sobre la iglesia negra de Búðarkirkja en la península de Snæfellsnes en Islandia.
Aurora boreal sobre la iglesia Búðarkirkja.

En diciembre, perseguir la aurora boreal en Islandia se convierte en una búsqueda fascinante. La mejor manera de experimentar este fenómeno mágico es uniéndose a un tour de la aurora boreal. 

Estas aventuras guiadas lo llevarán a lugares óptimos para observar, lejos de las luces de la ciudad, maximizando sus posibilidades de presenciar la belleza etérea de la Aurora Boreal. Acurrucado en capas cálidas, te encontrarás contemplando con asombro cómo las luces vibrantes pintan una obra maestra cósmica.

Ya sea que sea un principiante en la observación de estrellas o un entusiasta experimentado de las auroras, estos recorridos prometen un encuentro inolvidable con el espectáculo de luces de la naturaleza, lo que hará que sus noches de diciembre en Islandia sean verdaderamente mágicas.

Espeleología de hielo

Explorador femenino en la cueva de hielo, Islandia
Explorando una cueva de hielo en el Parque Nacional Vatnajökull.

Diciembre en Islandia revela un mundo de encanto, y explorar cuevas de hielo es una aventura invernal como ninguna otra. Las visitas guiadas a cuevas de hielo te llevarán al corazón de los glaciares, donde las formaciones cristalinas crean un impresionante reino subterráneo.

Acompañado por un guía de glaciares capacitado, atravesarás los paisajes glaciares, maravillándote con los fascinantes tonos de azul que bailan dentro de las paredes heladas. Estos recorridos, dirigidos por guías expertos, brindan una experiencia segura e inmersiva, permitiéndole presenciar la belleza efímera de las cuevas de hielo esculpidas por la mano de la naturaleza.

Desde principiantes hasta aventureros experimentados, diciembre los invita a descubrir el encanto mágico escondido bajo la superficie de las maravillas heladas de Islandia.

Laguna Azul

Mujer disfrutando de la Laguna Azul en Islandia
Mujer disfrutando de la Laguna Azul en la nieve.

Diciembre invita a una combinación única de contrastes en la Laguna Azul, donde el aire fresco del invierno se combina con la calidez relajante de las aguas geotérmicas. Imagínate inmerso en el abrazo azul lechoso, rodeado por el escarpado paisaje islandés cubierto de nieve. La experiencia no es sólo un baño; es un viaje sensorial donde respirar aire fresco mejora la relajación.

Más allá de Blue Lagoon, otros spas geotermales atraen, como Secret Lagoon, Sky Lagoon y Fontana. También hay innumerables piscinas públicas en todo el país, que ofrecen una opción más económica para relajarse en la felicidad geotérmica.

Por lo tanto, asegúrese de que su diciembre en Islandia no se centre solo en explorar el aire libre helado, sino también en disfrutar del abrazo terapéutico de sus cálidas aguas.

Navidad y Nochevieja

Dos Yule Lads caminando por la calle Laugavegur cubierta de nieve en Reykjavik, Islandia
Yule Lads caminando por la calle Laugavegur, Reykjavik.

¡Experimente el conmovedor abrazo de las tradiciones navideñas islandesas en diciembre!

Sumérgete en el espíritu festivo con un jólahlaðborð, un buffet navideño que ofrece delicias locales que celebran los sabores de la temporada. Al caer la noche, pasea por las calles adornadas con deslumbrantes luces navideñas, transformando las ciudades en encantadores países de las maravillas. No pierdas la oportunidad de capturar un momento con el mítico gato navideño en el centro de Reykjavík, una peculiar tradición que añade un toque de folclore a la alegría navideña.

Mientras diciembre se despide, prepárese para una celebración de Nochevieja como ninguna otra. Los islandeses dan la bienvenida a la llegada del nuevo año con un espectacular espectáculo de fuegos artificiales que convierten el cielo nocturno en un lienzo de color y luz.

Únase a las festividades, ya sea en Reikiavik o en ciudades más pequeñas, y sumérjase en el alegre caos de los fuegos artificiales que iluminan la oscuridad del Ártico. Abrace la calidez de la hospitalidad islandesa, despídase de lo viejo y dé la bienvenida a lo nuevo en un resplandor de brillo invernal, haciendo de su Navidad y Año Nuevo en Islandia una experiencia verdaderamente inolvidable.

Resumen

Una persona parada frente a la cascada Skógafoss en invierno.
En la cascada Skógafoss en el sur de Islandia.

Entonces, ¿por qué deberías visitar Islandia en diciembre?

Diciembre en Islandia despliega un país mágico de las maravillas, que combina paisajes encantadores, tradiciones acogedoras y fenómenos celestiales. A medida que los días se acortan y el país se cubre de nieve, Islandia revela su encanto único y ofrece una amplia gama de experiencias.

El clima en diciembre encarna la naturaleza caprichosa del invierno. Las temperaturas que promedian alrededor de 32°F (0°C) en todo el país crean un paisaje invernal, aunque la posibilidad de regiones libres de nieve, conocidas como “Navidad Roja”, podría sorprender a los visitantes.

Diciembre es famoso por sus auroras boreales y, con largas horas de oscuridad, es un momento ideal para cazar auroras. Sin embargo, el clima puede ser voluble, por lo que la paciencia es clave.

Green Northern Lights detrás de Mt Kirkjufell en Islandia y reflejada en el lago frente a ella.
Auroras boreales detrás del monte Kirkjufell

Cuando se prepare para un viaje a Islandia en diciembre, lleve prendas abrigadas, calzado resistente y equipo esencial para el clima frío. Y ya sea que planees quedarte una semana o solo unos días, las visitas guiadas pueden ayudarte a maximizar tu exploración, con expertos locales que te guiarán a través de la belleza de Islandia.

El viaje por Islandia no se limita sólo a la exploración. Invita a experiencias de inmersión con recorridos por cuevas de hielo, visitas a spas geotérmicos como la Laguna Azul y participar en celebraciones islandesas de Navidad y Año Nuevo llenas de tradiciones festivas y un cielo resplandeciente de fuegos artificiales.

En una tierra donde la magia invernal y la aventura van de la mano, Islandia en diciembre promete el viaje de su vida. Así que abrígate y embárcate en una inolvidable aventura nórdica.

Sobre el Autor
Scroll al inicio